Historia

El Centro Colombo Americano Bogotá está sus 75. 75 años que han escrito un capítulo importante en la historia de una Colombia bilingüe, cultural y diversa.

Miles de estudiantes, artistas, músicos y académicos destacados han encontrado en sus salones y espacios culturales un lugar para desarrollar y exhibir su talento.

Esta serie nos permite recrear esos 75 años de crecimiento y cambio desde nuestra primera sede en la Calle 24.

Inauguración

El Colombo Bogotá abrió sus puertas en Colombia el 19 de septiembre de 1942. El presidente Roosevelt envió como su representante personal a Nelson Rockefeller, Coordinador de asuntos interamericanos, quien visitó Bogotá acompañado de su anfitrión, el primer mandatario López Pumarejo. Vinieron igualmente Henry Taylor, curador del Museo Metropolitano y el crítico Sam Lewison, a nombre del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Seis días después de la inauguración que ocupó la pluma de editorialistas y columnistas de prensa por mucho tiempo, se abrieron las clases a las 9 de la mañana con 200 alumnos. Al finalizar el día eran ya 300 los estudiantes registrados en los cursos de inglés que se ofrecían en clases de una hora, tres veces a la semana y en cinco niveles; y los de español para extranjeros, con la misma intensidad, organizados en cuatro niveles. Ante la ausencia de textos adecuados, se utilizaron en un principio libros mimeografiados. Cada curso valía dos pesos.

Primera sede calle 24

Fue en una de las casas más lujosas de Bogotá donde comenzó a funcionar el Centro Colombo Americano en la Calle 24 No. 5-91, justo en frente de la Biblioteca Nacional.
El Presidente López Pumarejo y su señora, la cedieron en arriendo por dos años (que luego se prorrogaron) a razón de 300 pesos mensuales.  Para ambientar el gran vestíbulo, Carl Sauer pidió al Departamento de Estado retratos de Washington y Jefferson que fueron colgados con los de Bolívar y Santander y al lado, una gran bandera en seda con las barras y las estrellas.

De las veinte habitaciones, ocho se adaptaron para salones de clases,  para tal efecto, se adquirieron un centenar de sillas y seis tableros. Los cuartos restantes se habilitaron para sala de juegos:  bridge, ajedrez y ping-pong; salón para los tés de las cinco de la tarde, cafetería, oficinas y la biblioteca con cinco mil volúmenes, que dirigía Cecilia Jiménez, estaba dotada de piano, periódicos y documentación sobre la la Segunda Guerra Mundial.

El Colombo hoy

Hoy el Centro Colombo Americano Bogotá cuenta con cuatro sedes y por sus aulas han pasado distinguidos personajes de la vida pública. Además de ser un centro de enseñanza, es un lugar para los libros, el arte y la cultura.

Su biblioteca cuenta con cerca de 32.000 volúmenes, 80%  de ellos en inglés.

Cuenta con tres galerías de arte por las cuales han artistas de la talla deEnrique Grau, Edgar Negret, Bankszy, Santiago Sierra y Rirkrit Tiravanija, entre otros.

Su sala de conciertos ha recibido a jóvenes promesas de la música colombiana así como a consagrados artistas entre ellos, Bomba Stereo, Chocquib Town, Super Litio y We are Scientists.